Flormar fue fundada en Milán en 1970, capital de la industria de la moda, a posteriori fue adquirida por un grupo inversor en Estambul y empezó su producción en Turquía. Flormar se convirtió en una marca indispensable para las mujeres con una amplia variedad de productos de fabricación propia, incluyendo aparte de maquillaje profesional a precios asequibles, accesorios de belleza y productos para el cuidado de la piel.

En 2016, debido a su gran variedad y calidad, el Grupo Rocher firmó un acuerdo empresarial con la marca, por lo que Flormar forma parte de este gran holding empresarial.

Aporta el certificado que adopta el principio de no dañar a ningún ser viviente durante la producción y la etapa de prueba de sus productos. Su política prioriza el respeto por la naturaleza y los derechos de los animales.

Posee el importante Certificado de Calidad ISO 9000 que solo obtienen las marcas con una sana y natural forma de producción.

 

https://www.flormar.es/